La Habana, Día 2: 29/04/13

Lunes 29 de abril

Día 2 de 5. A las 10 fue el famoso briefing en donde el gerente de marketing de Havana Club Internacional Francoise Renie, nos dijo el itinerario de la semana que incluía comidas exquisitas en los mejores restoranes de La Habana (con mojitos ilimitados), un citytour para ubicarnos, dos días de filmación y edición, fiestas con grupos famosos de música cubana  para terminar con la presentación final de los videos al jurado y una comida/premiación/fiesta con un otro grupo famoso de reggaeton, los Kolaloca.

Francoise le pasó el micrófono a los de Saatchi para que nos contara más del encargo oficial y qué esperaban de nuestros videos. En cuanto a los requisitos los dejaron igual de amplios que de lo descrito en el contrato: que retrate el espíritu de La Habana pero le dieron mucho énfasis a que esperaban 18 videos muy distintos, originales y que demostraran que fuimos más allá de los estereotipos turísticos. Repartieron los iPads y nos fuimos a sacar la foto oficial todos los finalistas con las poleras negras que nos regalaron en el paquete de bienvenida.

401959_462142823863141_727850609_n

Muuuy entretenido el briefing. Estábamos por fin empezando oficialmente la competencia final. justo en la esquina de abajo a la izquierda se ve una parte de mi muy fotogénica rodilla… creo.

HCGY 2

De izquierda a derecha: Dinamarca, Grecia, España, Canada, Italia, Chile, Chipre, Latvia, Irlanda, Bélgica, Ucrania, malta, Portugal, Estonia, Bulgaria, Alemania, Colombia y México. Foto: Richard Heald

Partimos en bus a almorzar a La Guarida, que había sido un lugar de filmación de la película de Juan Carlos Tabío (uno de los jurados) Fresa y Chocolate. El lugar era más bonito que rico y un bus de esos bien turísticos y sin techo nos pasó a buscar para dar vueltas por la ciudad entre 2 y 6 de la tarde.

HCGY 92

Conocimos la plaza de la revolución, el bar la Floridita (la casa del Daiquiri), y la Bodeguita del Medio (la casa del mojito). Fuimos además al museo del ron y paseamos mucho a pie por La Habana Vieja. Lo mejor de todo es que como a todos nosotros nos gustaba el tema del viaje y teníamos algo de experiencia en el tema, teníamos más que claro que la Cuba que nos estaban mostrando no era más que una superficie muy disfrazada que no correspondía en nada a la verdadera realidad de La Habana, pero no por eso nos íbamos a negar al paseo que era inobjetablemente interesante.

Después de dar vueltas por el centro más turístico todo el día, tuvimos una hora para descansar y prepararnos para ir a comer a otro restorán, esta vez El Templete. Éste estaba más rico, especialmente el brownie con helado de piña con frutilla del postre. Las mesas eran de 4 y yo me senté con Ligia, Eliza y Natalia (de Portugal, Italia y España) y me contaron un poco de cada una. Una de las cosas más interesantes que aprendí es de la existencia de las competencias de tunas universitarias, y de la participación de Ligia en una de ellas como la encargada de la pandereta. Eliza y Natalia me hicieron saber lo mal que estaban sus países económica y políticamente. Cuando les hablé de Chile, de sus atractivos turísticos y de su buen momento económico me sentí como un alemán hablándole a un etíope aunque sí sé que no es para tanto… En la mesa comentamos lo rara de la situación en la que nos encontrábamos y nos dio risa pensar que hace 4 meses jamás nos hubiésemos visto a nosotros a fines de abril comiendo en Cuba rodeados de esta gente compitiendo por un viaje de ese porte.

Después de la comida, aunque estábamos agotadísimos, partimos todos en bus a la Casa de la Música, parando primero en el hotel por si algún débil se quería bajar. Poca gente se bajó, me parece que ninguno de los finalistas, y no nos demoramos nada en llegar todos, un grupo de 25 personas liderado por el muy carretero juez Francoise, a la fila del local. Después de esperar un rato bastante largo pudimos entrar y lo que nos esperaba adentro sí que me sorprendió. Era un local tan pero tan grande, con una calidad tan fuera de contexto que era rarísimo pensar que se ubicaba en La Habana. Pasar de estar en 1959 al exterior, con los autos y las construcciones con las marcas claras del paso del tiempo a un 2013 del interior con pantallas gigantes de LED pasando videos de reggaeton y luces de colores intermitentes mientras la gente (cubanos y turistas) pedían y pedían tragos de la barra, chocaba mucho. El día anterior había hablado con mucha gente sobre las difíciles posibilidades de vivir bien en Cuba, y darme cuenta que la desigualdad igual existía y que mientras algunos habaneros ganaban el sueldo mínimo de 200 pesos en moneda nacional (ó 10 CUC, moneda para turistas) otros pagaban esa misma cantidad de plata para una noche de carrete. A mí como turista no me cuesta tanto pagar eso, son como 5 lucas, pero para ellos el solo hecho de entrar ahí es un esfuerzo importantísimo.

En el momento mismo no pensé en eso y me dediqué a disfrutar. Nos sentamos con Patrick de Dinamarca, Vicky (la jueza inglesa bloguera), Elaine de Malta e Indrek de Estonia y hablamos por un buen rato. Como éramos muchos, el segundo día todavía no nos acordábamos de los nombres así que nos llamábamos por el nombre de los países así que, obviamente, yo quedé como Chili. Denmark (22) me contaba que en su vida real (así le decíamos a nuestra vida fuera de LaHabana) él estaba terminando de estudiar cantinería y servicios o algo así, y que su examen final a la vuelta del viaje, sería ser el cantinero de la reina de Dinamarca y eso lo ponía muy nervioso. Elaine (32), por otra parte, me contaba que ella se dedicaba al negocio inmobiliario, que no había estudiado nada pero el tema de la compra y venta de casas le apasionaba y probaba, transacción a transacción, ser muy rentable así que me recomendó hacerlo… como si fuera tan fácil como hacerme un pan con palta.

Con Indrek (23) ya había hablado antes así que ya sabía que estudiaba economía en Estonia y que se había tirado en paracaídas pero con Vicky era la primera vez que conversábamos. Me contó que se dedica a escribir en la página gapyear y que además en su tiempo libre administra su propio blog de viajes vickyflipfloptravels.com en donde habla de sus mútiples aventuras alrededor del mundo. Yo me hice el impresionado pero como hace un mes que la tenía cachadísima me limité a decir en mi tono más gringo “woow” y acepté las tarjetas que me dio de cada página. Me hubiese gustado haber hablado más de sus viajes mismos pero la Nati de España nos invitó a sus clases privadas de salsa en la pista de baile (al son del reggaeton, obvio).

Ya iban a ser las 3am y el próximo día sí que se nos venía duro: iba a ser el primer día de filmación y en el itinerario decía que tenía que interrumpir la producción del video y estar en el lobby a las 10:30 para mi entrevista personal (en inglés) con la prensa, así que decidí que lo más prudente era partir con el primer grupo de vuelta al hotel.

Anuncios
Publicado en La Habana
One comment on “La Habana, Día 2: 29/04/13
  1. Lígia Gomes (Portugal) dice:

    🙂 Here you can find the youtube channel of my Tuna 🙂 Our name is “Tuna A Feminina” – http://www.youtube.com/user/TunaAFeminina?feature=watch

    La tuna de Chile that I saw is this one: http://www.youtube.com/watch?v=l6DIgIEYOOY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: