Casi Un Paro

En la Columna Amarilla de hoy, Pablo Tirado opina sobre la situación de caos del país. ¿Estás de acuerdo con lo que dice? comenta abajo.

Un amigo le dice a otro -Casi tuve un Mercedes Benz- ¿Cómo es eso? pregunta el otro amigo. – Lo que pasó es que yo iba caminando por la calle y pasé frente a un Mercedes que se estaba estacionando. Entonces le dije al chofer ¿Me lo regala? Y él me contestó que no. Imagínate que me hubiera dicho que si….

Bueno, la palabra “casi” está de moda en el país. No quería escribir nada sobre la contingencia porque nada calza con nada y eso me tiene aburrido.  Todo son puros “casi” como en el cuento:

Los que desfilaron el domingo fueron casi un millón. Esto es, menos de cien mil.

Los que desfilaron el jueves fueron casi 250.000, esto es 50.000.

Casi todos en nuestra querida UC quisieron el paro. Esto es 21 sobre 65 = 32%

Las marchas son casi pacificas. Esto es, tienen un componente violento.

Las manifestaciones son casi transversales. Esto es, son de adeptos a la concertación.

Los homosexuales son casi iguales a los heterosexuales. Esto es, son distintos.

Un feto es casi igual a un niño. Esto es, son distintos.

Suma y sigue. Lo que yo observo es:

El manejo de las palabras, y la habilidad para hacer lo distinto casi igual es esencial en la política, más que la preparación.. La palabra “trabajador” no describe al que trabaja y tampoco no es lo opuesto a flojo, sino que se fue manipulando poco a poco hasta que ahora todo el mundo la acepta como el “explotado”. Y hacer una religión a que todos seamos iguales siendo esencialmente distintos. Estos milagros se hacen a punta de “casis”.

Para el marxismo la educación es la punta de lanza para modelar mentes. Por eso tradicionalmente se han enquistado en sus directivas. Lo mismo en la artes y las letras, porque le es muy importante imponer sus tergiversaciones. No les importan las carreras duras, ingeniería, arquitectura etc… porque no son factores de opinión. Y a través de la educación crean, desarrollan, repiten y repiten los suficientes “casi” hasta que lo sea negro se convierte en blanco y el lucro sea repudiable.

Los estudiantes notan que algo anda mal y reclaman.  Pero no pagan impuestos, no pagan cuentas mensualmente, no mantiene familia, no se inscriben en los registros electorales, así que sus soluciones corresponden a lo que son: estudiantes.

Arrastrar los pies en marchas es la expresión de protesta más primitiva. Para tener efecto tienen que molestar a los demás. Si no molestan y si no hay violencia las marchas son un fracaso. El eficiente adorno llamado lumpen está sospechosamente asociado a ellas y más sospechosamente organizado…..

Estos son movimientos pacíficos. Los movimientos pacíficos no existen. Todos implican una agresión a los demás. ¿Es pacífico, pararse pacíficamente en medio de la calle para que no pase el tráfico? ¿No se está agrediendo al microbus y al automovilista?

¿Impedir en un paro que trabajen los que quieren hacerlo no es violencia? De lo contrario, despenalicemos el secuestro, porque es pacífico.

Las marchas son transversales. La transversabilidad de las marchas es un mito. La oposición está desesperada por recuperar el mando. Desconcertada al perder las elecciones presidenciales  demoraron hasta ahora reorganizarse algo. Y algunos de sus dirigentes están en el borde de lo enfermizo buscando el desgobierno en el país. Esto se nota con tal fuerza que les es muy difícil esconderlo.

Mi percepción es que los políticos no pueden permitir un gobierno de excelencia administrativa, técnica y académica, porque la inteligencia emocional es su fuerte y no el CI. Así, dicen, al gobierno le falta experiencia política. Lo que esto en realidad significa es: como yo no puedo tener las excelencias académicas que tienen los que gobiernan, las minimizo y digo que lo importante es otra cosa, es mezclar, revolver, emparejar, dejar ambiguo, promediar, porque lo contrario a esto sólo lo pueden hacer los de CI alto: analizar en vez de mezclar, estilar en vez de revolver, escalonar en vez de emparejar, aclarar en vez de dejar ambiguo, jerarquizar en vez de promediar.

Así, cada uno con su percepción. Algunos tendrán percepciones parecidas y otros percepciones opuestas a las mías. Las columnas amarillas tienen pantalones largos así que expónganlas, si no, las percepciones parecidas serán casi iguales a las opuestas y no pasará nunca nada.

Anuncios
Publicado en LegoAmarillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: