Yo no quiero a mi papá!!

Como bonus a la columna de Philippa Cooper, le sumamos a este domingo de columnas, una reflexión de Cristobal Mena. Se viene otra de él durante la semana.

Yo no quiero a mi papá!!

Reflexiones sobre lo que hoy vivimos como sociedad en Chile abundan, cientos de expertos opinólogos -dentro de los que quizás me una luego de esta columna- han manifestado sus explicaciones sobre qué ha gatillado estos fenómenos sociales. Su humilde escritor quiere ofrecerles una analogía de lo que hoy creo que sufre la sociedad chilensis, a propósito del día del padre.

Luego del régimen militar la democracia; un concepto sensual y atractivo para los ciudadanos, volvió en gloria y majestad como una pieza fundamental de lo que queríamos construir como sociedad, toda vez que aseguraba algo que escaseaba en los 80′s…libertad. Sin embargo, este empoderamiento ha evolucionado de igual forma que lo hace el desarrollo de un individuo.

Desde el nacimiento hasta la pre-pubertad necesitamos de un papá que nos cuide, un Estado que nos proteja y asegure los derechos fundamentales que como sociedad hemos concordado. La primera crisis nace en la pubertad, nos creemos adultos, ya sabemos lo que queremos y rechazamos a nuestro papá como el director de nuestra vida. Las pataletas propias de la “edad del pavo”, no son más que un reflejo de la prueba y error que hacemos respecto a nuestra libertad.

Salimos del colegio y voilá tenemos la libertad para hacer todo ¡somos adultos! Es en esta etapa dónde creo que estamos como sociedad, pues queremos ejercer nuestra libertad, queremos más espacios de participación, pero queremos que papá Estado pague nuestra educación, regule los mercados, etc.

Tenemos miedo entonces, a salir de la casa, de la protección que nuestra familia nos ofrece. Queremos ser adultos libres, pero queremos a nuestro papá para que nos pague la Universidad, el carrete, etc.

Yo no quiero a un papá aprensivo, yo no quiero un Estado que me cuide tanto, sino uno que me deje ejercer mis libertades y cree una base mínima de igualdad para que el resto también lo haga.

Es tiempo pues que nosotros, ciudadanos, asumamos que si nos atrevemos a ejercer y clamamos por más libertad, tendremos que pagar ciertos costos propios de la vida de un adulto, menos papá Estado y más individuo; yo… yo  no quiero a mi papá!!

Anuncios
Tagged with:
Publicado en LegoAmarillo
2 comments on “Yo no quiero a mi papá!!
  1. Anónimo dice:

    El problema es que seguimos en el playgroup.

  2. El problema es que seguimos en el playgroup.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: