La Escalera

A falta de columnistas (aún no cierran las vacantes) copio esta reflexión más que columna, escrita por Victoria Marambio en su blog.
Victoria fue compañera de colegio mía hasta el 2008, en tercero medio, año es una de los cinco chilenos seleccionados para asistir al Colegio del Mundo Unido. Cursó sus últimos dos años de colegio en la sede en Costa Rica de dicha organización, para después continuar sus estudios en la Universidad de Middlebury, EEUU, obteniendo en ambas instituciones resultados más que notables. Sus intereses apuntan radicalmente hacia el área artístico-humanista, especialmente el teatro, la literatura y la psicología.
Su aguda personalidad analítica se refleja en su capacidad para elaborar, a partir de  vivencias cotidianas, interesantes reflexiones con las que todo lector pueda identificarse, generando en consecuencia una introspección ineludible.
Para la lectura a continuación es necesaria una aclaración sobre su contexto: Una vez acabado el semestre, y a un mes de partir a Dinamarca a sus verdaderas vacaciones, Victoria decide trabajar en un centro de reciclaje que aporta tanto a su currículum, por ser ayuda comunitaria, como a su propio bolsillo, para así financiar parte de su viaje al lejano país nórdico.

La Escalera

Hoy día el trabajo fue una lata. Una soberana lata. Pensé que separar plásticos #2 de los #3, 4 y 5 era lo suficientemente monótono; pensé que escarbar en basura con la esperanza de encontrar algo más o menos interesante no requería ningún tipo de actividad mental. Me equivoqué. Hoy me pusieron a trabajar en el depto. de mantenimiento, y con Helen -por suerte estábamos juntas- pasamos cinco horas refregando, aspirando y pasándole el trapo a una escalera interminable. Las mini-ventanas que había en cada piso no se abrían, así que la cuestión era un sauna. La mayoría del tiempo no podíamos hablar, porque estábamos separadas por varios pisos, y el ruido de la aspiradora lo consumía todo. Lo peor es que el trabajo era inútil : por más que refregáramos, la cosa no cambiaba de aspecto. Supuestamente estábamos “desinfectando,” pero ¿quién va a comer de los tragapolvos? En serio, si hasta le pasé un trapito a las luces. Me da la impresión que no sabían que hacer con nosotras, porque cuando por fin terminamos las escaleras, nos pusieron a repartir jaboncitos y vasos en las piezas. A las dos. Helen ponía el vasito, y yo el jabón. La eficiencia misma. Por suerte nos dejaron salir temprano, porque ya se me salían las neuronas por la oreja.

Dos cosas me hizo apreciar este trabajo. Primero, el estudio. Qué tremendo privilegio trabajar con la cabeza. Qué cómodo sentarse a redactar ideas, y qué suerte ver el propósito en lo que uno hace. A veces una materia o una tarea me parece inútil, pero siempre tengo el consuelo de saber que es parte de algo mayor. Estudiamos algo que no nos gusta para pasar la prueba, sacar buena nota, y ganarnos la libertad de hacer lo que queramos. En todo, un propósito. Pero ¿y fregar una escalera limpia? Ocho dólares la hora (o cuatro, o uno), no compensan el tedio de lo sinsentido. El vacío. Sin propósito, nos volvemos máquinas. Y sí, la niñita dice todo esto después de un día de aburrimiento. No tengo derecho, pero digo esto pensando en la gente que necesita este tipo de trabajos: demasiada. Yo en diez días me mando a cambiar. El próximo semestre, voy a seguir ensuciando esa misma escalera con el barro de mis zapatos, y otro limpiará detrás mío. Me da rabia y me da pena. Me frustra. A alguien se le esfuma la mitad de la vida persiguiéndose la cola para comprarse el pan, y yo me acuerdo cuando me toca limpiar a mí. En fin. La segunda cosa tenía que ver con lo mucho que aprecio la segunda mitad del día, después de un trabajo como este, pero no viene al caso.

Anuncios
Tagged with:
Publicado en LegoAmarillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: