Y el hombre creó vida

La creación de vida por parte del equipo de Craig Venter este pasado 20 de mayo es importante. Porque nos afecta a todos, no sólo científicamente sino también nos deja preguntas morales y toca temas muy personales antropológicos que tienen que ver con nuestras vidas, cómo vemos nosotros nuestra vida. Qué derechos y qué deberes nos adjudicamos. No es un tema menor.

Pero yo no puedo decirlo mejor que como lo dice The Economist. Me tomé la libertad de traducir su editorial de esta semana. Me disculpo desde ya por cualquier incongruencia o pérdida debido a la traducción. El original está en la página de The Economist. Aquí va:

Biología Sintética

Y el Hombre Creó Vida

La vida artificial, cosa de sueños y pesadillas, ha llegado

Mayo 20 2010

Crear vida es la prerrogativa de los dioses. Existe profunda en la psiquis humana, sean cual sean los ruegos racionales de la física y la química, una sensación que la biología es diferente, es más que la simple suma de átomos moviéndose y reaccionando entre sí, está de alguna manera infundida con una chispa divina, una esencia vital. Puede venir como sorpresa, entonces, que meros mortales ahora han hecho vida artificial.

Craig Venter y Hamilton Smith, los dos biólogos estadounidenses que desenmascararon la primera secuencia de ADN de un organismo vivo (una bacteria) en 1995, han creado una bacteria que tiene un genoma artificial –creando una criatura viva sin ancestro. Los pedantes podrían discutir que sólo el ADN de esta nueva bestia fue efectivamente manufacturada en un laboratorio; los investigadores tuvieron que usar la cáscara de un bicho existente para obtener que el ADN hiciera su trabajo. Sin embargo, un Rubicón ha sido cruzado. Ahora es posible concebir un mundo en donde nuevas bacterias (y eventualmente, nuevos animales y plantas) son diseñadas en un computador y después cultivadas para ordenar y llevar.

Esa habilidad probaría la maestría del ser humano sobre la naturaleza en un sentido más profundo incluso que la detonación de la primera bomba atómica. La bomba, por justificada que estuviera en el contexto de la segunda guerra mundial, fue puramente destructiva. La biología es sobre nutrición y crecimiento. La biología sintética, como se le ha llamado a la tecnología que éste y una miríada de avances menos llamativos están introduciendo, promete mucho. A corto plazo promete mejores medicamentos, cosechas menos sedientas, combustibles más verdes e incluso una industria química rejuvenecida. En un plazo más largo ¿quién sabe las maravillas que pueden ser diseñadas y crecidas?

A simple vista, entonces, la vida artificial parece algo maravilloso. Pero así no es como muchos verán este anuncio. Para ellos, una palabra mejor que “creación” es “manipulación”. ¿Es que los científicos han llegado a creerse demasiado grandes para lo que son? ¿Es que su arrogancia traerá Nemesis en su tiempo? ¿Qué horrores saldrán arrastrándose del frasco del laboratorio?

Estas preguntas no están fuera de lugar –y debieran dar pausa incluso a aquellos, incluyendo a esta revista, que normalmente aceptamos avances en la ciencia con entusiasmo. La nueva ciencia biológica tiene el potencial de hacer mucho daño, así como el bien. “Depredador” y “enfermedad” son partes del vocabulario biológico al igual que “nutrición” y “crecimiento”. Pero para bien o para mal está aquí. Crear vida ya no es la prerrogativa de los dioses.

Hijos de un dios menor

Pasará un tiempo todavía, antes que formas de vida sean diseñadas rutinariamente en un laptop. Pero esto vendrá. La década pasada,  desde que se completó el Proyecto Genoma Humano, ha visto dos desarrollos relacionados que lo hacen casi inevitable. Uno es el alza extraordinario en la rapidez, y baja en el costo, del análisis de secuencias de ADN que codifican el “software” natural de la vida. Lo que antes tomaba años y costaba millones ahora toma días y cuesta miles. Las bases de datos se están llenando de genomas de todo desde el virus más pequeño al árbol más alto.

Estos genomas son el material en bruto de la biología sintética. Primero, proveerán un entendimiento de cómo funciona la biología hasta el nivel atómico. Eso puede después modelarse en un software diseñado por el hombre para que biólogos sintéticos sean capaces de ensamblar nuevas constelaciones de genes con presunciones razonables de que éstas funcionarán de una manera predecible. Segundo, las bases de datos de genomas son un almacén que puede ser asaltado para obtener cualquier parte que un biólogo sintético necesite.

El otro desarrollo es una síntesis de ADN más rápida y económica. Esto se ha atrasado unos años con respecto al análisis de ADN, pero parece estar encaminado en la misma dirección. Eso significa que pronto será posible que cualquier persona pueda hacer ADN para llevar, y ‘jugar’ o ‘chapotear’ con la biología sintética.

Esto es bueno, hasta un punto. La innovación funciona mejor cuando es un juego en el que cualquiera puede jugar. Entre más ideas haya, mejor es la probabilidad que algunas prosperen. Desafortunadamente e inevitablemente, algunas de estas ideas serán maliciosas. Y el problema con invenciones biológicas maliciosas –en comparación con, por ejemplo, armas y explosivos– es que una vez que son liberadas, pueden reproducirse por sí mismas.

La biología realmente es distinta

El club de computación hecho en casa lanzó a Apple y Steve Jobs, pero empresas similares produjeron miles de viruses de computador. ¿Qué pasaría si un club de biología sintética hecho en casa fuera a lanzar accidentalmente un verdadero virus o bacteria? ¿Qué pasaría si un terrorista fuera a hacer esto mismo deliberadamente?

El riesgo de crear algo malo accidentalmente es probablemente bajo. La mayoría de las bacterias optan por una vida fácil descomponiendo material orgánico que ya está muerto. Éste no pelea de vuelta. Huéspedes vivos si lo hacen. Crear algo malo deliberadamente, ya sea si el creador es un hacker adolescente, un terrorista o un estado agresor, es un tema diferente. Nadie sabe cuán fácil sería hacer una turbo-carga a un patógeno humano ya existente, o usar uno que infecte a otro tipo de animal y asistir su pasaje a través de la barrera de especies. Eso sí, pronto lo descubriremos.

Ahora es difícil saber cómo enfrentar esta amenaza. El reflejo, de restringir y prohibir, ha funcionado (aunque lejos de la perfección) para tipos más tradicionales de armas biológicas. Aquellas, eso sí, han estado en manos de los estados. La ubicuidad de los virus de computador muestran lo que puede pasar cuando la tecnología es distribuida.

Observadores pensativos de la biología sintética prefieren un acercamiento distinto: abertura. Esto evita excluir al bueno en un intento tardío de prevenir al malo. El conocimiento no puede desaprenderse, así que la mejor manera de oponerse a los villanos es tener muchos héroes a tu lado. Así, cuando surja un problema, se puede encontrar una respuesta rápidamente. Si se pueden diseñar patógenos en un laptop, las vacunas también se pueden. Y, tal como el software “open source” permite que nerds de computación éticos (white-hats en inglés) trabajen contra los no éticos (black-hats), así la biología open source alentaría a genetistas éticos (white-hats).

La regulación –y, especialmente, la vigilancia– seguirá siendo necesaria. Estando alerta a nuevas enfermedades es sensato incluso cuando esas enfermedades son naturales. El vigilar debe ser redoblado y coordinado. Entonces, sea natural o artificial, el peso completo de la biología sintética podrá ser aplicado para enfrentar el problema. Anima al bueno a ser más listo y burlar al malo y, con suerte, mantienes a Nemesis a raya.

Anuncios
Acerca de

Me fascinan las ideas. Las amo. Son la mejor idea que la humanidad a tenido. La naturaleza también me fascina: para mí, sus ideas son como milagros o magia, y es la mejor fuente de inspiración. Lo emocionante de las ideas es que si las piensas bien y las dejas mejorar, tienes Acción. Acciones que mejorar nuestro querido Mundo. Ideas are fascinating. I love them. They are the best idea humanity has ever had. Nature also fascinates me: its ideas are like miracles or magic to me, and the best source of inspiration. The cool thing about ideas is that when you think them through and then see them through, you get Action. Actions that improve our dear World.

Tagged with:
Publicado en De Todo
3 comments on “Y el hombre creó vida
  1. Roberto dice:

    Bueno como se dejo claro no se creo vida. Se utilizo un genoma artificial para tener una bacteria con ADN artificial.
    El proceso de crear vida, una célula misma, es mucho mas complejo que eso.
    Ahora bien, es probable que el hombre si este jugando con fuerzas que no debe, que trascienden sus limites.
    Solo el tiempo dirá a que llevara eso, aunque seria irónico que el hombre pudiera crear realmente vida, cuando hay miles de personas muriendo de hambre o de enfermedades curables, cuando todavía no encuentra la cura a sus múltiples enfermedades, cuando apenas si puede alargar un poco sus años de vida en penoso afán, cuando miles mueren asesinados en guerras sin sentido.
    Este es el mundo de las contradicciones.

  2. […] Y el hombre creó vida mayo, 2010 1 comentario […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: